Columna del Editor: "La Niña Afgana", la Historia Detrás de una de las Fotografías Más Icónicas de la Historia


Enojo, cautela, desconcierto, desesperación, miedo, inocencia, timidez... Analizar a simple vista las emociones que muestra esta fotografía puede arrojar todas estas conclusiones. La verdad es que la historia detrás de la foto va mucho más allá. Es cierto, todo lo mencionado se percibe en la imagen, pero es parte de un pasado trágico, de una vida llena de desesperanza, de una historia que quedaría grabada para siempre en la memoria de millones de personas, y que debería ser escuchada por todos aquellos que anhelan un futuro mejor.

El autor y su fotografía.


Ha sido vista y aclamada absolutamente en todas partes, por todo tipo de personas,  "Afghan Girl" (Inglés) es una de las obras que representa a la fotografía como arte en todo el mundo, se ganó el sobrenombre de "La Mona Lisa Afgana", y la National Geographic la nombró "Su Fotografía Más Reconocida" hace unos años. 

Símbolo de la guerra y sus horrores, La Niña Afgana es una fotografía realizada por el aquel entonces foto-reportero Steve McCurry en Pakistán, allá por 1984, y fue publicada en la portada de la Edición de Junio de 1985 de la Nat Geo.


El Trasfondo

Nos encontramos en tiempos de la crueldad de la Ocupación Soviética de Afganistán, y Sharbat Gula, de 12 años, se escondía en el campo de refugiados Nasir Bagh en Pakistán, al momento de ser encontrada por una lente. Sus padres habían sido asesinados durante un bombardeo de la Unión Soviética a su villa natal, a principios de 1980, y tanto ella como sus hermanos y abuela debieron caminar un largo trecho hasta el campamento.

Tiempo después, habiéndose aplacado un poco la marea, se casó a finales de ese mismo año.

Ya 4 años después, llegaba también a Nasir Bagh el fotógrafo enviado por la National Geographic, Steve McCurry, quien aprovechó una oportunidad particular para fotografiar a las mujeres del campamento. Entre ellas, se encontraba Gula, quien hasta entonces era estudiante en una pequeña escuela informal, ya que los tiempos no permitían nada mucho más estructurado.

Como dato para los fanáticos de los pequeños detalles, McCurry cuenta que utilizó un rollo a color Kodachrome, una Nikon FM2, y una lente Nikkor 105mm F2.5. Hizo el revelado de vuelta en los Estados Unidos.


El Reencuentro

Hasta hace unos 10 años, McCurry en realidad nunca supo el nombre de la niña que retrató, pero lo cierto es que, en aquel tiempo, esto se probó totalmente innecesario, ya que sus penetrantes ojos verdes y el contexto en que fue fotografiada traspasaron tantas fronteras, que la falta de un nombre simplemente contribuyó al carácter de símbolo que obtuvo esta imagen. Digamos que, sin saberlo, Sharbat Gula se convirtió en representante del conflicto afgano de los 80' y de la situación de los refugiados en todo el mundo.

Al final, el verdadero nombre de la niña fue descubierto en el año 2002, 17 años después de la gran portada. Se dio cuando Steve McCurry y un grupo de documentaristas de la revista, tomaron la tarea de poner fin a la duda y decididamente buscar a la niña afgana, empezando primeramente por el lugar en el que se había realizado la fotografía, Nasir Bagh, mostrando su antigua fotografía a todos los habitantes.

"El tiempo y las dificultades han borrado su juventud. Su piel parece cuero. La geometría de su mandíbula se ha ablandado. Los ojos todavía tienen brillo; eso no se ha ablandado. Tuvo una vida difícil "- dijo McCurry


Luego de algunos -muchos- fraudes que clamaban que se trataba de ella o maridos que decían que era su esposa, conocieron a alguien que los contactó con el hermano de Gula. De la experiencia que arrojó esta reunión, por supuesto, fue realizado un documental para la televisión, y también fue publicada una historia en la misma revista: "A Life Revealed", fragmentos de la cual siguen a continuación.

Escribe Cathy Newman para la National Geographic: "Ella recuerda el momento. El fotógrafo tomó su foto. Ella recuerda su enojo. El hombre era un extraño. Nunca había sido fotografiada antes. Hasta que se reunieron de nuevo 17 años después, ella no había sido fotografiada desde entonces.

El fotógrafo recuerda el momento también. La luz era suave. El campamento de refugiados en Pakistán era un mar de tiendas. Dentro de la carpa que pertenecía a la escuela fue donde la notó primeramente. Sintiendo su timidez, se acercó a ella por último. Ella le dijo que podía tomarle una foto. "No pensé que la fotografía de la chica sería diferente de cualquier otra que hice ese día", recuerda esa mañana que pasó en 1984 documentando el sufrimiento de los refugiados de Afganistán."

[...]

"La reunión entre la mujer de ojos verdes y el fotógrafo fue silenciosa. En cuanto al tema de las mujeres casadas, la tradición cultural es estricta. Ella no debe mirar -y ciertamente no debe sonreír- a otro hombre que no sea su marido. No le sonrió a McCurry. Su expresión, él dijo, fue plana. Ella no podía entender cómo su fotografía había tocado a tanta gente. Ella no conoce el poder de esos ojos".


Lo Curioso

Ciertamente no podemos concebir al mundo actual sin esta fotografía, analizada una y otra vez en tantas publicaciones famosas. Y resulta muy llamativo el hecho de saber que en realidad casi no fue publicada. Claro, tarde o temprano hubiese salido a la luz, pero "ni de por asomo" hubiese causado el impacto que generó por haber pertenecido al contexto en que lo hizo, y por haber sido portada de la National Geographic en aquella época.

Sólo a último minuto el editor de la revista decidió utilizar la foto de la izquierda. Y si bien la fotografía de la derecha también es expresiva, no sabremos con certeza qué impacto hubiese tenido.

En realidad McCurry no se lo esperaba, Sharbat Gula no se lo esperaba, ni el editor de Nat Geo se lo esperaba... La historia se forja de una manera incomprensible. Un retrato como este no se volverá a repetir, y nos deja en la duda: ¿Qué se necesita para que una fotografía tenga la misma influencia que "La Niña Afgana"?



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!