Columna del Editor: Por Qué la Fotografía es Arte

Es más que obvio que a éstas alturas del partido, ya todos sabemos que la fotografía es un medio de expresión artística, el 8vo, para ser más específicos. Pero, ¿Nunca se preguntaron por qué la fotografía es considerada como arte?

Two Ways of Life, O. G. Rejlander (1857)

Ciertamente, definirla en su forma artística sigue siendo parte de una de las discusiones más grandes entre fotógrafos e intelectuales de la era moderna. No es que no pueda ser considerada como tal, puesto que ya lo es, pero, lo "divertido", está en determinar cómo se manifiesta la expresión del artista en algo tan objetivo como el acto de capturar la plena realidad.

Claro, ahora se menciona el tema cuando se quiere armar tertulia, pero para la columna de hoy, quiero que se remonten 183 años atrás, momento en el que la fotografía recién empezaba a tomar forma, y era conocida en su momento como heliografía.

En sus primeros años, la heliografía era utilizada principalmente para medios documentales y científicos, ya se imaginarán, para catalogar enfermedades, especies de plantas, retratar ilustres autoridades, ser utilizadas como ejemplos de pinturas y capturar lugares. Y durante todos estos años, fotógrafos, críticos de arte, y artistas plásticos se dividieron en dos grandes grupos:

El primero de ellos, se manifestaba en contra de su proclamación como arte, ya que, según ellos, las obras se realizaban mediante procesos mecánicos casi automáticos, y que, el "artista", técnicamente no hacia nada que no pudiera hacer cualquier otra persona. Además, se agregaba el hecho de que este medio, capturaba la realidad tal como se presentaba, y por lo tanto no dejaba espacio para que el fotógrafo expresara sus ideas.

El otro grupo, en cambio, abogaba por la consideración de la fotografía como medio de expresión artística, alegando que la misma se convertía en arte, desde el momento en que el fotógrafo se tomaba el trabajo de organizar los elementos en la escena (Componer) para intentar transmitir un mensaje a su espectador, a pesar de que utilizara objetos ya existentes, como modelos humanos.

Alice Lidell (1858), Lewis Carrol (Alice in Wonderland)
Con este gran debate en mente, fue que cientos de fotógrafos se propusieron llevar a este oficio al estatus de arte. ¿Cómo? Utilizando la propia ventaja que les ofrecía, el poder mostrar la realidad, para representar su propia visión de la misma, ya sea a través de la composición con luces y formas; el procesado químico, el cual le daba toques distintivos y surrealistas a los trabajos, o la misma edición de las fotografías para crear efectos particulares (Sí, la edición nació con el mismo revelado de fotos).

Así fue que durante el siglo XIX, nacieron obras que hasta hoy en día me sorprenden, y así también sorprendieron a los de su época, pues fotografías como "Two Ways of Life", de O. J. Rejlander, son las responsables de transformar un sistema de documentación, en una herramienta de creación artística.

A día de hoy, la barrera de lo real incluso fue superada, llevando a la fotografía por estilos como el surrealismo, en el cual, el artista lleva su realidad a los límites de su imaginación, creando paisajes y escenas salidas de cuentos de fantasía.

Me gustaría cerrar esta columna con la siguiente frase, de la web Número F: "La fotografía puede ser una obra de arte como lo es la pintura, el dibujo o la escultura. La fotografía artística no tiene nada que ver con las innumerables fotografías que se hacen todos los días por miles de personas. El fotógrafo utiliza la cámara, la luz y otros materiales como instrumentos artísticos, tal como el pintor utiliza el lienzo, las pinturas o los diferentes pinceles. El fotógrafo no solo elige una imagen, determina su composición, la luz, el color… sino que también puede alterar el resultado final de la fotografía utilizando diferentes químicos, técnicas de impresión, o materiales. Como en cualquier otra forma de arte, la combinación o manipulación de estas herramientas y técnicas dependen del talento y de la habilidad del artista. La fotografía artística puede ser tan expresiva y personal como cualquier otra obra de arte".

La afirmación máxima se da al momento en el que nos encontramos ante una fotografía que nos conmueve, que nos hace llorar, que nos maravilla... o que simplemente, nos transporte a algún momento, a algún lugar... a alguna persona. Una misma fotografía, tiene la propiedad de recrear distintas emociones en cada observador.

¿Coincidimos en que la fotografía es arte?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!