Columna del Editor: Me Pregunto Por Qué "Rhein II", de Andreas Gursky, es la Fotografía Más Cara de la Historia

El tema que trato hoy ha generado tantas discusiones alrededor del mundo, que se convirtió en un tópico único en la fotografía, en un hito histórico cuyo análisis no puede ser descartado.

Vamos por el principio. Para quien no conozca la historia de esta pieza, Rhein II es una fotografía hecha por el fotógrafo alemán, Andreas Gursky, en el año 1999. Y en el año 2011, una copia fue subastada en Christie's New York, por 4.3 Millones de Dólares (2.7 M. de Libras, entonces), convirtiéndola en la fotografía más cara alguna vez vendida.

La fotografía fue producida como la segunda (Y más grande) en un set de 6 fotos que retratan el Río Rhine. En la imagen, el río fluye horizontalmente a través del campo de visión, entre campos verdes, y un cielo nublado.

Rhein II


Es un hecho conocido, que detalles externos, como personas paseando perros y algunas edificaciones en el plano de fondo, fueron removidos por el artista vía edición digital. Como justificación para esto, Gursky dijo: "Paradójicamente, esta visión del Rhine no puede ser obtenida in situ, una construcción ficticia fue requerida para proveer una imagen exacta de un río moderno".

La impresión fue montada en vidrio acrílico, y luego enmarcada. En sí, mide 190 cm x 360 cm, y el marco mide 210 cm x 380 cm.


¿Por qué menciono esto?

Porque ahora sabemos cuál es el trasfondo de esta fotografía, y podemos darnos una idea de qué factores le dan tanto valor... ¿o no?
Andreas Gursky

Está bien, la imagen es grande, está protegida por vidrio, está rodeada por un marco enorme, y está impresa en papel cromogénico. Así que, luego de unos cálculos, todavía no llegamos a los 4.3 Millones, incluso dudo que sea posible acercarnos al medio millón de dólares. Entonces, ¿En dónde se encuentra el valor intrínseco de esta obra de arte?

Innegablemente, Rhein II es una obra de arte, está concebida como tal, y logra generar determinadas emociones o sensaciones. Desde mi punto de vista, la obra se caracteriza por ser romántica, es decir, genera cierta sensación de intranquilidad, de diminutez frente a la inmensidad, de la preponderancia de lo natural frente a lo humano. Esta obra es diferente, pues se aleja de los cánones fotográficos típicos en las fotografías de paisajes, y enfrenta a sus espectadores con un vacío enorme, que se extiende por todo su campo de visión.

Pensándolo bien, es distinto ver la imagen en una pantalla de computadora, que verla en persona, y vernos rodeados por 3 metros de absoluta tranquilidad incómoda. 

Pero, ¿La convierte todo lo que dije, en una obra que vale más que una mansión? 

El arte, arte es, y en ocasiones es invaluable. Hay a quienes Rhein II les parece una ofensa al buen gusto, pues consideran que el paisaje es tan armónico y simétrico, que no resulta agradable verlo, que resulta aburrido. Otros destacan el hecho de que en el mismo, no hay absolutamente ningún punto de destaque, nada que atraiga al espectador a observar con cautela detalles de importancia que hagan a la foto.


Esto es lo que otros críticos dijeron al respecto:



"[...] puede darse un largo tiempo antes de que llegue una fotografía que supere a la impresión de Gursky. Esta imagen es un vibrante, hermoso y memorable - Debería decir inolvidable - giro contemporario en el afamado género alemán y tema favorito: el paisaje romántico, y la relación del hombre con la naturaleza.

Pero es más que eso. Por toda su aparente simplicidad, la fotografía es una declaración de dedicación a su arte. A finales de los 80's, cuando Gursky disparó la atención, fue un tiempo en cual la fotografía recién empezaba a entrar a los espacios de galerías, y las fotos tomaban su lugar al lado de las pinturas [...] Sumado a eso, las imágenes de Gursky son logros técnicos extraordinarios, que llevan meses de preparación previa, y requieren de mucho tratamiento digital para hacerlas bien."


  • Jakob Schiller, de Wired, menciona que los grandes factores, son el tamaño y la rareza:

"Francis Outred, cabeza del departamento de Post Guerra y Arte Contemporánea de Christie's en Europa, dice que el tamaño y la técnica también deben de ser considerados factores. "Trabajando en una escala sin precedentes, con técnicas de impresión, color y definición de granulado espectaculares para desafiar a la pintura, ha liderado (Gursky) a un grupo de artistas que han re-definido el medio en la cultura hoy", dice.

Otro factor parece ser la rareza de la pieza. "De 6 ediciones, 3 están en museos públicos (MoMA, Tate, Pinakothek der Moderne, Munich), 1 está en un museo privado (Glenstone, Potomac), y sólo 2 quedan en colecciones privadas, de las cuales, ésta es 1. En otras palabras, ésta es casi tan rara como una única pintura", dice Outred."

_______________________________________________________________________________

En mi opinión, todo lo que éstas personas mencionan... ¡Hey! Inlcuso lo que yo menciono, es la especulativa búsqueda de una explicación que justifique el exorbitante precio al que esta foto fue vendida, pero ciertamente, puede que ninguno tenga la razón, o puede que todos tengamos la razón.

Factores como las emociones que transmite, la proeza técnica que implicó su creación, la calidad de la impresión, la época en la que fue hecha, el mismo artista que la realizó, y el comprador anónimo que se la llevó a casa, afectan en mayor o menor proporción al valor de esta obra.

Pero de algo estoy seguro, hay quien dice que toda pieza de arte tiene un comprador... y quizás, esa sea toda la explicación que podamos necesitar...

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!