Columna del Editor: El Miedo a que Nos Roben las Fotos

Anteayer publiqué la noticia de un chico que se dedica a tomar fotografías de otros artistas (Preferentemente del Flickr), y a hacerlas pasar como suyas en concursos de todo el mundo. Más allá de que este universitario ahora se haya convertido en una suerte de vergüenza nacional, al punto en el que corre riesgo de ser expulsado de la universidad y querellado a nivel internacional, de igual manera ya se llevó un par de galardones haciendo lo que mejor sabía, no precisamente fotografiando.


Una duda que siempre me aqueja es la de decidir si subo o no una fotografía a la internet, es decir, yo sé los riesgos que implica, pero al mismo tiempo, conozco los riesgos que implicaría el no subirlas. Cuando se trata de obras artísticas, todo fotógrafo, digo, todo artista en general, protege a su trabajo como si de un hijo se tratara, y si bien a muchos no les importa que sus fotos recorran la internet (Mejor si lo hacen), es una sensación distinta la de saber que alguien más está llevándose todo el crédito por las mismas, peor aún, que está recibiendo beneficios con ellas.

Entonces ¿Qué tal si hacemos una lista de las ventajas y desventajas de compartir con el mundo? Sólo para tener un panorama claro de lo que esto conlleva:

Empecemos con las Desventajas:


  • Hay que saber, que algo que se suba a internet, aunque esté protegido por cuanto Creative Commons o licencia comercial, se puede copiar de igual manera, pudiendo utilizarse incluso una sóla tecla para ello.
  • Nuestras obras están en constante riesgo de ser robadas, con la posibilidad de que terminen siendo usadas en publicaciones de renombre, o incluso en manos de usuarios inescrupulosos.
  • En caso de que lo de arriba ocurra, no lo sabremos si no estamos constantemente pendientes del estado de nuestras fotos. Para ello tendríamos que estar buscándolas en internet cada tanto tiempo, y puede que no tengamos el tiempo para eso.
  • Retirar una obra robada de internet requiere de mucho esfuerzo, y se darán ocasiones, en las que tomar acciones legales, será toda una odisea, incluso podría ser imposible.

Si bien las desventajas no son muchas, las que mencioné son tremendamente importantes, pero, ¿Importantes al punto de impedirnos tener un portafolios on-line?


Para aclara esto, tenemos las ventajas, así que mejor las listamos:


  • Si nuestro objetivo es que nos reconozcan como fotógrafos, tendremos que saber que la era analógica está dejando espacio a lo digital, y actualmente, si queremos figurar en el mapa de la fotografía, la gente deberá ser capaz de encontrarnos a nosotros y a nuestras obras en la web. 
  • El subir nuestras fotos, automáticamente las hace nuestras, y mejor aún si figuran en varios lugares, por lo que, ojalá no ocurra, pero si nos las roban, podremos reclamar su propiedad luego.
  • Si utilizamos alguna plataforma de alojamiento confiable, y con seguridad comprobada, lograremos reducir el riesgo de robo enormemente.
  • No tiene sentido no compartir aquello que nos hace felices, especialmente cuando de arte se trata.
  • Podremos recibir críticas, comentarios o elogios, si es que eso buscamos, así como también podremos compartir información, tips, proyectos y pensamientos con otra gente.
  • Nuestro portafolios estará organizado a gusto y piaccere, y por supuesto, con un costo mucho menor que el de tenerlo a base de fotografías impresas.
  • Muchos concursos exigen que subamos nuestras fotos a alguna que otra plataforma, y posteriormente, ellos las compartirán en sus respectivas webs. No podríamos participar en ellos si nunca subimos nada.
  • Cuanta más gente conozca nuestro trabajo, más difícil será copiarlo impunemente.

Realmente creo que existen más ventajas, y creo que me estoy olvidando de algunas. Pero de igual manera, cada día surgen nuevas maneras de mantener nuestra información protegida. 

Desde el establecimiento de Licencias Comerciales y No Comerciales, hasta frases simples como "Imagen Protegida por Derechos de Autor, en caso de uso, Pedir Permiso", o "En caso de uso, dar crédito a su respectivo autor", pueden ayudar a dar una idea a los malintencionados, de que estamos pendientes.


Tipos de Licencias Existentes en Internet

Incluso, muchos fotógrafos utilizan en sus portafolios web, herramientas como el bloqueo del Click Derecho sobre lo que comparten, reduciendo incluso más las posibilidades del plagiador.

¿Algunos ejemplos de sitios seguros?

Definitivamente el Flickr (Colocando restricciones al uso y utilizando las Licencias Respectivas) y 500px.

Si vamos a pasarnos la vida temiendo que nos copien los trabajos, definitivamente no haremos nada. Miren, incluso los libros son copiados constantemente, aunque muchos no figuren en internet. Si realmente nos preguntamos qué tan vulnerable es cualquier información que compartamos, sabremos que pese a todo esfuerzo, siempre existe alguna forma de saltarse cualquier barrera de seguridad.

Así que, ¿Cuál es su decisión al respecto? Como le dijo Mike Ehrmantraut a Walter White, luego de retirar el equipo de vigilancia de su casa: "No eres tan interesante, Walter". Sí, lo siento, soy un fan de Breaking Bad. Pero con esto, quiero decir que tampoco tenemos que ser paranoicos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!