Los Fotógrafos Extremos "Calculan los Riesgos" para Conseguir Impresionantes Fotos

Qué tal People?

¿Alguna vez se han sentido fotógrafos extremos? Ya sea enfrentándose a la misma sociedad en momentos en los cuales ésta se encuentra en su punto más irreconocible, o a la naturaleza implacable, en aquellos momentos en los que otras personas, huirían despavoridos.

Nick Selway
Ser fotógrafo extremo implica asumir riesgos, riesgos menores, como perder el equipo o invertir cantidades casi absurdas de dinero, las cuales posiblemente puedan perder luego. Seguramente estarán pensando en: ¿Cuál es la parte de "riesgos menores" en todo esto"? Y créanme que son menores cuando los comparamos a riesgos para la vida misma... fracturas, lesiones, e incluso...

En fin, ya sea flotando peligrosamente cerca de lava volcánica, o arriesgando una caída en medio de una ola de varios metros de altura, un grupo de fotógrafos Hawaianos aceptan estos desafíos increíbles, a modo de conseguir imágenes cautivantes.


"Nos enorgullecemos de nuestra estupidez", bromea C.J. Kale. "Es muy peligroso. Tomamos riesgos calculados".

Kale se unió a Nick Selway y a Clark Little para una entrevista con el Periódico TODAY, para discutir sobre su trabajo. Y así, señores, comparto esta entrevista para saber lo que experimentan los fotógrafos de alto riesgo, y cómo consiguen muchas de sus fotos.

Kale ha estado disparando profesionalmente por más de 16 años, y Selway lo ha estado haciendo por 9. Juntos, son propietarios de las Galerías Lava Light, en Kailua Kona, Hawaii. Y les tomó más de 5 años el perfeccionar sus tomas de la lava fluyendo en las olas que rompen en el océano, despertándose a la 1 a.m. para manejar 3 horas hasta el volcán, y culminar con una caminata de 1 hora.

C. J. Kale y Nick Selway - Los fotógrafos C. J. Kale y Nick Selway capturaron imágenes sorprendentes de la lava colisionando con una ola rompiéndose en un sitio de volcanes, Hawaii.

En septiembre del 2012, Selway y Kale capturaron increíbles y nunca antes vistas imágenes de lava chocando con el agua a través de una ola que se rompe. Ellos tuvieron que saltar al agua (Que estaba casi hirviendo) para conseguir las fotos. estaban cerca del borde de los volcanes localizados en la isla de Hawaii.

C. J. Kale y Nick Selway - Los fotógrafos se aventuraron en aguas extremadamente calientes, en trajes de baño y aletas de nado, cerca del volcán, para conseguir imágenes nunca antes vistas.

C. J. Kale y Nick Selway - Usualmente se levantaban a la 1 a.m. para empezar un viaje en auto de 3 horas y una caminata de 1 hora, a modo de posicionarse para conseguir las mejores fotografías.

"Nos colocamos en esas posiciones en las cuales la mayoría de la gente no lo hará", decía Selway.

"Me lancé 6 metros en el tubo de lava, (y) rompí mi tobillo", dijo Kale. "Le puede pasar a alguien que estuvo haciendo esto por años, así que es muy peligroso, y muy estúpido".

La expertise de Little radica en las tomas de surf, usualmente realizadas en el interior del barril, dándole a los espectadores una perspectiva similar a la de los surfistas. Él utiliza aletas de nado y una cámara a prueba de agua, flotando dentro de la ola para el momento perfecto.

Clark Little - El fotógrafo captura una ola gigante.

"Mientras la ola empieza a succionar y a tomar forma encima mío, básicamente estoy manteniendo el obturador e intentando conseguir tantas fotos como pueda", Little dijo. " A veces soy succionado al golpear la ola, y soy golpeado, pero vale la pena para conseguir la toma épica".

Clark Little - El fotógrafo se enfrenta a una ola enorme para conseguir el disparo perfecto.

Clark Little - Los riesgosos puntos de observación de Little ofrecen fotos maravillosas.

Little empezó tomando fotos de olas para su esposa.

Fotografía de Little en Tahití.

"Tienes una sensación al respecto. Más o menos piensas, "Ok, eso fue mágico", hasta que vas a la PC, miras y haces zoom al 100%, y entonces sabes con seguridad que es una gran toma. Es mucho trabajo, pero es divertido".

Entonces, me gustaría saber qué piensan sobre este tipo de profesiones. ¿Es realmente necesario? ¿Sólo están arriesgándose en vano? o, ¿Alguien tiene que hacerlo?

¿Se animarían a realizar algo así? Cuéntenmelo en la sección de comentarios.

Hasta luego! Y Carpe Diem!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!