Lo Primero que Debes Saber Como Fotógrafo

Buenos Días People!

Mucho ya he hablado aquí de técnicas, consejos e instrucciones para entender mejor a la cámara y fotografiar mejor, o por lo menos, distinto a lo habituado. Pero en realidad nunca hablé de lo más importante que debe hacer un fotógrafo si es que está interesado en mejorar como tal y dejar de hacer lo que todo el mundo hace.

Si bien todo el tema de saber leer histogramas, experimentar con larga exposición, y entender a cuánto equivale un Megapíxel, es importante hasta cierto punto, más importante resulta el hecho de saber "Tomar tu cámara y salirte de tu Zona de Comfort". 

La Zona de Comfort representa la posición o forma de manejarnos que más cómoda nos resulta a la hora de realizar una actividad, determinada por la facilidad o falta de esfuerzo que implica. Usualmente, cuando empezamos recién en la fotografía, si no estamos acostumbrados a salir mucho a fotografiar en la calle, nuestra Zona es nuestra casa, la casa de un amigo, o el lugar al que vamos en un viaje familiar. Así también, lo es el hecho de fotografiar parados y con la cámara a la altura de nuestros ojos.

Prácticamente cualquiera puede fotografiar. Salir de tu Zona
de Comfort hará que tus fotos sean distintas.
No digo que esté mal, en absoluto, pero el objetivo de la fotografía es ver las cosas distinto, y ayudar a que otros las vean de igual manera. Pero la única forma de lograr esto, es saliendo de tu Zona de Comfort, ya sea saliendo más de seguido a la calle, arrodillarte en el piso para fotografiar edificios desde abajo, o subiéndote a un banco en medio de la calle para fotografiar gente desde arriba. 

Sea cual sea la forma en la que adoptes el cambio, ten en cuenta que lo mejor es cambiar tu punto de vista. Puedes hacer esta prueba: Ve a un lugar en donde haya mucha gente, preferentemente a un lugar turístico, y cuando estés ahí, observa a toda la gente con cámaras sujetas a sus cuellos. Fíjate como un gran número de éstas estará sujetando la cámara con una o dos manos, y a la altura de sus ojos.

Está bien, nadie los obliga a fotografiar de tal o cual manera, pero si te pones a pensar, estarán tomando una fotografía idéntica (Bueno, no del todo) a la de otras personas, y el concepto será exactamente igual. El punto es, que cuando disparas al nivel normal del ojo humano, estarás haciendo algo que absolutamente cualquier otra persona podrá hacer, fotógrafo o no. 

El tema está en quitarse el miedo de estar casi pegado al suelo, o por sobre todas las cabezas, para conseguir una foto distinta, la cual, y OJO con esto, no necesariamente va a ser una buena fotografía, pero te sacarás las dudas, y la sensación, aunque no consigas nada que te guste, es realmente satisfactoria, pues hiciste algo diferente para ti. Ni qué decir si la foto realmente terminó gustándote.

Lamentablemente, nada de esto se enseña como si de una lección teórica se tratara, pues el esfuerzo lo tienes que hacer tú. No requiere de lentes o equipos determinados, pero definitivamente requiere de práctica, y por sobre todo, paciencia, pues acostumbrarse a esto es, ciertamente, complicado; pero con el tiempo, si sigues intentándolo, por propio instinto sabrás qué funciona y qué no.

Entonces, esto es todo por hoy!  Así que espero que te haya gustado el artículo! 

Hasta la Próxima y Carpe Diem!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!