Almacenaje en la Nube - Por Qué el Disco Duro Puede No Ser Suficiente

Empecemos el artículo con una anécdota, no es mía, claro, pero es un buen ejemplo de cómo las cosas pueden fallar de un momento a otro.

"Unos años atrás fotografié una hermosa y muy sentida boda. La abuela de la novia había salido recientemente del hospital después de una terrible caída. Su abuelo tampoco estaba tan bien, pero él estaba manejando el cuidado de su abuela y el suyo al mismo tiempo. Por esto, hicieron de la boda una gran ocasión familiar, y lograron crear una tarde hermosa, muy orientada a la familia.

Las celebraciones continuaron hasta entrado el amanecer, y luego los novios se fueron para pasar sus primeros días como marido y mujer. Realmente fue un día hermoso, perfecto. Las imágenes que tomé con la cámara simplemente se veían increíbles, y realmente capturaban la esencia del día.

Así que fui a casa y cargué todas las imágenes en mi computadora, luego las copié en mi Disco Duro Externo. Edité unas cuantas imágenes, así los novios podrían echar un vistazo de sus fotografías de boda, y de paso podrían compartirlas con amigos y familia.

Unos días después, mi esposo notó que mi computadora no estaba mostrando el slide de fotografías que había configurado para mostrar. Nos sentamos y miramos la computadora juntos. Mientras nos sentábamos, todas las imágenes empezaron a desaparecer de la computadora. Pensé "Bueno, por lo menos tengo una copia en mi externo". Aparentemente me esperancé muy pronto. Mi externo y mi disco duro crashearon al mismo tiempo. Y mientras estábamos ahí sentados intentando entender qué pasaba, ambos discos duros estaban muriendo... y borrando todas las imágenes que tenían.

Tenemos un amigo que trabaja para una tienda de reparación de PC. Así que lo llamamos. Inmediatamente llevamos el externo y lo dejamos con él, esperando, y con la esperanza de una llamada suya, diciendo que recuperó las imágenes. No podía ni pensar claramente, era la única cosa en mi mente. Nuestro teléfono finalmente sonó, pero no pudo darnos buenas noticias. Nuestro HDD externo había borrado todo lo que tenía dentro. No había nada que se pudiera recuperar, ni una sola imagen. Estaba frenética. Ahora tenía que llamar a la novia y decirle que todas las imágenes de ese día se habían ido. Todas ellas, excepto por aquellas a las que había echado un vistazo. Esos pequeños fragmentos fueron todo lo que quedó de aquel día.

Fue una de las llamadas más difíciles que alguna vez tuve que hacer. Quería decírselos en persona, pero honestamente sentí que armar una reunión para decirles esto, simplemente lo haría peor para ellos. Tomé el teléfono y marqué el número. Les expliqué lo que había pasado. Me disculpé profundamente. Ella estaba decepcionada y desconsolada, eso lo podía asegurar. También estaba compasiva e indulgente.

Resulta que, unas semanas antes de su boda, su propia computadora había "muerto" abruptamente, y la querían reparar, pero de acuerdo a lo que su técnico les dijo, no había absolutamente nada que pudieran hacer para salvarla a ésta, a sus fotos, o a los documentos que allí tenían. Cuando la computadora dejó de funcionar, se había llevado toda la información consigo, tal como me había ocurrido.

En este punto, reembolsarles su dinero y ofrecerles el mundo, eran las primeras cosas en mi agenda, considerando lo mal que me sentía a causa de esta situación. Estaba sorprendida por lo bien que tomaron las noticias. Sabían que la situación no era nada que yo hubiese creado, mucho menos ellos. Simplemente se trataba de un producto de nuestra dependencia y confianza en la tecnología para mantener todo a salvo. A veces falla y nos decepciona.

Aquel día juré que no me volvería a pasar lo mismo. No era una situación en la que me volvería a colocar. Y aquí fue cuando empecé a investigar sobre el almacenaje en la nube, quería algo que inmediatamente respalde mi computadora, quería una red de seguridad. El externo simplemente ya no me resultaba una red de seguridad lo suficientemente resistente.

Es muy fácil abrumarse por la enorme cantidad de opciones disponibles en cuanto a "Cloud Storage" que existen. Uno de los servicios más fáciles de usar (Y más baratos) es BlackBlaze, el cual, por 5 U$S hará un respaldo completo de una PC y cualquier otro dispositivo externo conectado a ella, todo excepto el SO y las aplicaciones.


Carbonite es otra opción. Está destinado a respaldar una computadora completa, y su precio ronda los 60 U$S por año. Si tienes un externo que también quieras copiar, tienen planes por 99 U$S/año.

Por el otro lado, Dropbox, Copy, Google Drive y SkyDrive tienen planes gratuitos, que van desde los 2 a los 18 GB de almacenamiento. Dependiendo de las necesidades de uno, tienen planes desde 5 U$S por mes (100 GB), y arriba desde ahí.

Lo cierto es que, como fotógrafos, el objetivo es tener paz mental en cuanto a este asunto, pero no sólo para nosotros, sino que también para nuestros clientes. Hay planes para cada tipo de necesidad y para cada presupuesto, ya que es bien sabido que la tecnología, falla, tarde o temprano. No tendrás que hacer la llamada que yo hice. Copia tus fotos y documentos y luego vuelve a subirlos a la nube. No es muy caro, y vale la pena invertir en almacenamiento extra."

La Fuente de la Historia, es la misma fotógrafa Lori Peterson, fotógrafa de bodas estadounidense, para la web Digital Photography School.

Hace poco habíamos discutido sobre este tema en el grupo de Fotografía Paraguay, del Facebook, y habíamos llegado a la conclusión de que, por lo menos en Paraguay, el Almacenaje en la Nube, si bien puede resultar de muchísima utilidad, puede no resultar tan práctico como podríamos creer. 

En un principio, esto se debe a que los ISPs (Proveedores de Internet, siglas en inglés) del país, no suelen ofrecer la misma Velocidad de Subida de Archivos, en cuanto a la de Descarga, y esto implica que puedo tardar apenas unas 6 horas en descargar 8 GB en datos, pero puedo tardar 48 horas enteras en subir la misma cantidad de información.

Éste es un problema cada vez más frecuente entre aquellos aficionados y profesionales (Sobre todo profesionales) en el arte, considerando el hecho de que los últimos suelen trabajar con miles de archivos, y todos ellos en RAW... Gracioso.

Tengo que admitir que yo no estoy exento de problemas con Discos Duros o Pen-Drives, y si bien mi velocidad de subida de archivos no da para demasiado, de a poco estoy cargando lo que puedo en fotografías y docs a mis cuentas de Dropbox y Skydrive. Ciertamente la sensación de seguridad es mucho mayor de lo que uno podría considerar, y creo que este tipo de copia de seguridad es algo que tendremos que hacer sí o sí.

Pero quiero saber qué opinan ustedes. ¿Cuál es su historia con la seguridad de las copias? Alguna ¿experiencia con "La Nube"? 

Cualquier comentario, no duden en dejarlo en la sección de comentarios, abajo, en el Facebook, en el Twitter, etc. Ciertamente, les responderé, y podremos empezar un pequeño debate. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!