La Dama de Rojo: Cómo Una Foto se Convirtió en Símbolo de las Protestas en Turquía


Fotos del enfrentamiento entre el gobierno turco y los ciudadanos han estado goteando de distintas fuentes. Incluso mientras los medios son acusados de mantenerse intencionalmente inconscientes del asunto, fotógrafos amateurs y profesionales han logrado difundir la palabra a través de Facebook y otros medios sociales, y así dar a conocer al mundo lo que está ocurriendo.


Pero una de esas imágenes (La que muestra a la mujer de rojo, pacíficamente manteniéndose firme mientras es rociada con spray de pimienta por un oficial de policía), se ha convertido en más que una foto, llegando al estatus de "símbolo".


La "Dama de Rojo" es en realidad Ceyda Sungur, una asistente de investigaciones en la Universidad Técnica de Estambul, quien no tenía idea de que esta fotografía tendría tal impacto. El 28 de Mayo, ella simplemente se unió a lo que empezó como una protesta pacífica contra los planes del gobierno de convertir el Parque Gezi de Estambul en un centro comercial.

Una vez que la policía empezó a utilizar gas lacrimógeno, spray de pimienta y cañones de agua para dispersar a la multitud, la protesta pacífica se transformó en un disturbio (Ahí es cuando Sungur se encontró cara a cara con el policía y su spray).

La foto fue tomada por el fotógrafo de Reuters, Osman Orsal, y desde un par de semanas atrás, viene simbolizando la fuerza irrazonable que la policía ha sido acusada de usar para reprimir las revueltas anti-gubernamentales que se han expandido por toda Estambul. Artistas incluso la utilizan para crear recortes, en los que otros pueden poner sus rostros para ser fotografiados: 


Irónicamente, Sungur no quiere ser (O por lo menos no se siente cómoda siendo) un símbolo. Una vez que la foto y su historia se hicieron virales, fue buscada por una plétora de medios de prensa que querían oír lo que ella tenía para decir, pero hasta aquí, sólo ha aceptado una entrevista, para una página web turca.

En esa entrevista, expresó sus sentimientos sobre el asunto:

"Todo ciudadano defendiendo los derechos humanos, todo trabajador defendiendo los derechos humanos, y todo estudiante defendiendo derechos universales, ha sido testigo de la violencia policial que experimenté. Mucha gente, no muy diferente a mí, fue a proteger el parque, a defender sus derechos, a defender la democracia. Ellos también recibieron gas."

Ya sea o no que ella quiera ser un símbolo, de todas formas, no parece importar. El Washington Post llamó a la foto "un símbolo icónico y afectivo", y si la historia sirve como guía, una vez que una foto llega a ese tipo de estatus, usualmente queda grabada en la memoria de la gente.

Fuentes: The Verge y PetaPixel

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!