Tip de Retrato: No Llenes el Encuadre!

"¡Llena el encuadre con tu sujeto!"

Cheese sellers at Tbilisi Market

Es lo que usualmente escuchamos, y es lo que leemos en muchos lugares. En realidad, la regla está bien intencionada y sirve como consejo en sí. Y cuando lo piensas, muchos de los retratos que vemos hoy en día utilizan temas o sujetos que perfectamente pueden ser utilizados para llenar el encuadre (espacio de la foto), que es nada más y nada menos que para ayudar a aquellas personas que ven la imagen a saber dónde mirar sin distraerse, y en muchos casos, los dejará con un retrato íntimo y que genera impacto.

Hiking in Sunnmøre, Part 3: Skårasalen

El equipo fotográfico que salió a los mercados desde la última década probablemente nos ha llevado a ese acercamiento de "llena el encuadre" a los extremos. Incluso las cámaras compactas con "súper zooms" y  los teleobjetivos de bajo costo para DSLRs nos permiten llenar el encuadre con poco esfuerzo.

De cualquier manera esta regla de "llena el encuadre", como todas las reglas fotográficas, no se aplica en toda situación y hay ocasiones en las que cuando llenamos la escena podríamos incluso disminuir el impacto de la foto.

Open air restaurant in Pingyao

El Poder del Contexto

En ocasiones, lo que se encuentra alrededor de tu sujeto en realidad se encargará de fortalecer la toma y darle a tu sujeto un contexto, así entonces, al ubicarlo dentro de una escena aún mayor, logras darle vida a esa fotografía. Llenar el encuadre con tu personaje en esos casos es más o menos una oportunidad desperdiciada.
Discovering Vampire Weekend (4th/52)

El Retratismo Medioambiental (en el que centraré otro artículo más adelante) es un tipo de retrato altamente recomendado para explorar en la fotografía. Se trata de un estilo de retrato en el que se busca capturar a un sujeto en un medio ambiente que cuente la historia del mismo. El retrato podría colocarlos en el contexto de su trabajo, casa, familia o alguna actividad social.

gotische damen

No es fácil conseguir el balance entre el sujeto y su contexto, pero cuando ese balance es conseguido, las imágenes pueden tener verdadero poder y dejar un gran interés en el público.

De nuevo les digo que (aunque no hay nada de malo con llenar el encuadre como un principio general, y es uno que suelo practicar), no llenar el cuadro es algo que puede beneficiar a muchos fotógrafos; pero aún así, deben evitar caer en la trampa de hacerlo en todas las circunstancias. 

Lou, Part II

Así que la próxima vez que tomes un retrato (antes de que hagas zoom y llenes ese cuadro), tómate un momento para considerar el contexto de tu sujeto y cómo podrías mejorar tu toma al incluír un poco del mismo en la foto.

Hasta la Próxima! Nos vemos en tu próxima foto!


Fuente: Digital Photography School



No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!