Consejos de Seguridad para Salir a Fotografiar

Con demasiadas opciones para escribir sobre el artículo de hoy. Pensé en optar por lo que todos saben pero que no viven en realidad. Hablo de la seguridad de ustedes mismos y de sus equipos a la hora de salir a las calles a fotografiar.

Quiero comenzar la nota con una anécdota personal antes de seguir a los consejos básicos.

Hace sólo unos días, un amigo y yo, con ansias por empezar un documental sobre la vida diaria en las calles de Asunción, decidimos salir a las mismas calles a fotografiar y filmar, así que, si mal no recuerdo, un Jueves más o menos a las 3 de la tarde, fuimos con un trípode, un par de sillas y nuestras cámaras a la esquina de mi casa para capturar a unos niños jugando al fútbol en la calle y también un "Timelapse" de la zona barrial.

Una vez que nos ubicamos en la misma esquina, nos instalamos debidamente y comenzamos a observar. Hasta que no pasaron 15 minutos, y viene llegando a lo lejos un hombre de aspecto escuálido, moreno, sin remera, de pelo largo, y con unos shorts medio zaparrastrosos, que si bien parecía que apenas podía mantenerse de pie, logró acercarse hasta nosotros.

Ambos sabíamos los riesgos de salir con equipos de cuidado a las calles, pero rescindimos de ellos por el sólo hecho de que era en la esquina de casa, estábamos en una zona barrial, había una comisaría cerca, el tránsito de gente era relativamente alto, y, sobre todo, eran apenas las 3 de la tarde, qué podría pasar.

Ya cuando lo vimos a la distancia, sin poder evitar ser pre-juiciosos sobre ciertos aspectos de esta persona, como que nos reacomodamos en nuestros asientos y tomamos una posición más o menos defensiva. 

Al fin sucedió que este personaje llegó junto a nosotros, se sentó a nuestro lado y empezó a contarnos acerca de su lucha diaria, comentó sobre sus órdenes de captura y sobre el hecho de que sus ojos estaban rojos y que no sabía por qué (Nosotros sí lo sabíamos). Por supuesto que, en el momento en que se puso a elogiar nuestros equipos y nuestras pintas, y cuando se ofreció a venderlos a buen precio a sus amigos, supimos que tendríamos que ser extremamente cautos, no sabíamos lo que era capaz de hacernos.

Ya más o menos a los 15 minutos de mantener una charla relativamente amigable y de compadres con el fulano, llegó su amigo a toda prisa y empezaron a hablar, ya cuando escuchamos la palabra "Machete", sabíamos que era cuestión de tiempo antes de tener que agarrar el trípode e insertárselo en la cabeza a los dos (Realmente eso pensábamos hacer), pero simplemente se despidieron de nosotros y desaparecieron de nuestras vistas corriendo, fue en ese momento en el cual salimos disparados de ahí.

Comprendimos que nos salió barato...

La moraleja es: No ser descuidado en ningún momento, ni la esquina de tu casa es realmente segura.
Y ahora los consejos que estaban esperando.
  • Procuren siempre salir de a 2 o más personas. Garantiza seguridad para todos los miembros. 
  • Establezcan antes de salir los planes para la salida/expedición, a modo de no deambular en ningún momento y llamar más atención de la requerida.
  • Si no van a ser muchas personas, utilicen equipos discretos y compactos, que puedan transportar con facilidad y que no llamen demasiada atención de nadie.
  • Muchas veces una buena fotografía implica tomar riesgos, el problema surge cuando uno conoce las consecuencias de esos riesgos y no está preparado para afrontarlas. Por ej, fotógrafos que andan por lugares como las favelas brasileras conocen los riesgos, no sólo para sus equipos sino que para ellos mismos, por lo que compran seguros de vida y para sus cámaras y demás, como dudo que ustedes puedan hacer eso (ya sea porque acá no hay aseguradoras para cámaras, o el seguro de vida es muy alto), no se expongan demasiado a una situación en que no sepan cómo pueden reaccionar los fotografiados.
  • No se confíen, estén siempre alertas, intenten fotografiar cuando no haya gente a sus laterales ni detrás suyo, suena a paranoia, pero ya se dio la chance en la que a un turista, un motociclista le estiró la cámara desde la calle y con cientos de personas mirando.
  • Vístanse adecuadamente, nada demasiado extravagante ni que hable demasiado de ustedes, algo simple, con lo que puedan moverse con versatilidad para tomar fotos de todo tipo de ángulos.
  • Lleven y guarden sus equipos en mochilas cómodas y seguras que puedan transportar con facilidad.
  • Y por último, cuiden las espaldas de sus amigos al fotografiar, y estén preparados para recurrir a ayuda en caso de emergencia.

Espero que les haya servido y que no les haya parecido demasiado dramático, pero siempre hay que tener en cuenta estas reglas implícitas, ya que puede ocurrir en cualquier parte y en cualquier momento.

Saludos y que tengan un buen día!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Hola otra vez! Me agradaría saber qué te pareció este artículo, ¿por qué no dejas un comentario?

¡Recomienda este blog!